Criosfera

El sábado pasado trabajamos el tema de la nieve en el grupo coloreando copos de nieve y haciendo un globo de nieve. Pero nos faltó tiempo para hablar de la criosfera.

La criosfera hace referencia a todos los lugares congelados de la tierra donde solo existe agua en forma de hielo sólido o nieve. El nombre proviene del vocablo griego “kryos” que significa frío. Se podría decir que la criosfera es la parte de la hidrosfera donde las aguas permanecen congeladas debido a las bajas temperaturas.

Las regiones más frías de nuestro planeta influyen notablemente en el clima de todo el mundo. Además, constituye el hábitat de plantas, animales y personas que se han adaptado a las temperaturas y condiciones ambientales durante el paso del tiempo. Esta zona helada se expande en extensión durante los meses de invierno en ambos hemisferios. Las áreas estacionales de criosfera son aquellos donde cae nieve y el suelo, ríos y lagos se llegan a congelar.

A toda plenitud existe solamente en los polos. Sin embargo, la nieve y el hielo perpetuos se encuentran también en otros lugares de la tierra. Comenzando por el Ártico, en el Polo Norte se encuentra una gran masa de hielo perpetuo que se conoce como Océano Ártico. Es aquí donde el hielo marino va creciendo y se expande durante el invierno. Por el contrario, durante la época de verano, a causa de las altas temperaturas, esta zona se contrae y el hielo es menos extenso.

Por otro lado tenemos la Antártida. Ubicada en el Polo Sur de la tierra, es el continente helado por excelencia. No es sólo una gran masa de hielo, si no que tiene una plataforma continental. También tienen zonas de hielos flotantes y se extienden por el océano. En estos lugares se forman los icebergs.

Entre los polos terrestres también existe criosfera. Son lugares a gran altura donde el hielo y la nieve permanecen durante todo el año. Ejemplos de ello son la nieve del Monte Kilimanjaro en África, el hielo en las montañas de Estados Unidos, al norte de Canadá, China y Rusia.

La nieve y el hielo son los componentes clave en estos ecosistemas. Puede ser hielo marino, glaciares, plataformas de hielo, suelo helado (permafrost) y icebergs. La nieve es la precipitación en forma de cristales de hielo que cae al suelo cuando las temperaturas son bajas y los niveles de humedad altos. Se combinan para formar este tipo de precipitación.

Los icebergs son fragmentos de hielo de grandes dimensiones que se desprenden de los glaciares y flotan en los océanos. Estos icebergs también tiene gran importancia para el planeta. A diferencia del hielo marino, el derretimiento de los icebergs sí aumenta el nivel del mar. Proporcionan refugio para el kril, pequeño crustáceo que constituye una importante fuente de alimentación para pingüinos, focas, ballenas y aves marinas.

También sirven de estudio para científicos que quieren conocer la dinámica de la tierra y el paleoclima.

El permafrost o suelo congelado es la zona de la tierra que en toda su totalidad está congelado por el agua sólida. Entre sus características nos encontramos con que es una capa activa que es capaz de almacenar gases de efecto invernadero, como el carbono y el metano. Los científicos están estudiando cómo estos gases afectarán el clima a medida que las temperaturas se calienten y el permafrost se derrita.

 

Fuente